RINOPLASTIA

Es la cirugía que utilizamos para mejorar la forma y la función de la nariz. Es uno de los procedimientos quirúrgicos más frecuentemente realizados en cirugía estética. Con ella podemos modificar el tamaño de la nariz en la medida de lo posible, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También se pueden corregir secuelas después de traumatismos y algunos problemas respiratorios.
Le informamos de todo lo relacionado con la cirugía y los resultados que cabe esperar, sin embargo, no se puede predecir exactamente el resultado, puesto que en gran parte dependen de factores personales.

Los candidatos ideales para someterse a una rinoplastia son aquellas personas que buscan una mejoría de su nariz, pero no la perfección absoluta.  La edad ideal para someterse a la cirugía sería ser mayor de 18 años pero existen excepcionales en las que se podría operar a adolescentes a partir de los 15 ó 16 años, en caso de existir problemas funcionales importantes.

 

antes y depues de rinoplastia

 

 

ANTES y DESPUÉS de una Rinoplastia

 

 

 

La cirugía.
La rinoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital acreditado, bajo anestesia general. Se suele permanecer en la clínica la noche después de la cirugía.

La duración de una rinoplastia suele ser entre 2 y 3 horas aproximadamente, dependiendo del caso.
Cuando se completa la cirugía, se coloca una férula rígida, que ayudará a mantener la nueva forma de la nariz. También se coloca un taponamiento nasal en ambos orificios para evitar el sangrado y estabilizar el tabique nasal, que se retirará antes del alta.
rinoplastia, cirugía

 

Incisiones de la rinoplastia abierta, prácticamente imperceptibles después de unos meses.

 

 

 

 

El postoperatorio.
Después de la cirugía, estará inflamada la cara y hematomas alrededor de los ojos,  y puede notar molestias sobre la nariz y dolor de cabeza, que ceden con medicación. Lo ideal es que permanezca tumbado con la cabeza elevada durante el primer día. Los tapones se retirarán en menos de 24horas, tras lo cual se encontrará mucho mejor. A los 8 días aproximadamente, se le retirará la escayola, y los puntos de piel. Le iremos viendo durante las semanas/meses siguientes a la cirugía para ver la evolución e ir dándole las pautas a seguir.

Cuando la cirugía es realizada por un cirujano plástico cualificado las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. No obstante, como en cualquier cirugía, existen posibilidades de mínimas complicaciones, como sangrado postoperatorio… Se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones que le demos, tanto antes como después de la cirugía.

Los resultados.
Los primeros días son un poco aparatosos por la inflamación y hematomas alrededor de los ojos, pero el aspecto mejora rápidamente. La mejoría es progresiva y gradual, aunque una ligera inflación puede mantenerse, sobre todo en la punta, durante unos meses. El resultado definitivo se obtiene al año aproximadamente.